Blogia
Soma

Duelos

Tanga vs culotte

Tanga vs culotte

Actualizamos la sección de duelos.

 La pregunta es sencilla: ¿ tangas o culottes?

 Para los que no se quieran mojar... siempre quedarán soluciones intermedias

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sexo en Nueva York vs Mujeres desesperadas

Los resultados del duelo Nana vs Asfixia han sido confusos, más que nada porque no todo el mundo había leído Nana. A pesar de todo, el resultado claro del duelo es:"Chuck rules".

Tenía pensado enfrentar a estas dos series en uno de los duelos de este blog, pero lo que ha acabado de animarme ha sido un artículo de Juan Cueto en EL PAIS. El artículo sale en la penosa Revista de Agosto (ese invento de los periódicos, por el cual creen que leer a Eva Hache alegra el día al veraneante jubiloso o al currante amargado). El artículo se titula “Pero qué diablos pasa en Wisteria Lane”. La conclusión de Cueto es: “Estas cinco “Mujeres desesperadas” son continuación de aquellas cuatro pijas divertidas, con la libido desatada de “Sexo en Nueva York”.

"Sex in the city" – a pesar de los esfuerzos que he hecho para engancharme – me parece una serie donde no se ha apostado por nada nuevo: se recalcan los típicos tópicos. A mi modo de ver, el intento de condensar la complejidad de la mujer en cuatro pijas de Manhattan fans de Manolo Blahnik es un desacierto.
Además, tampoco creo que la serie sea divertida: ¿explotar lugares comunes es divertido? Quizás, tengo atrofiado el sentido del humor pero tampoco entiendo esas series (incluidas las españolas) en las que, cuando una mujer contesta mal a alguien, se le suelta: “¿Tienes la regla?” o se dice: “Está mal follada”.

Aquí os dejo una teoría de Claudio Buenafuente sobre "Sexo en Nueva York".

"Desperate Housewives" tiene unos mayores aires de verosimilitud. Por lo menos, aquí, las pijas, ya tienen otras preocupaciones. Cueto dice: “Lo primero que llama la atención es lo muy bien que viven las amas de casa desesperadas de las clases medias norteamericanas. Nunca hablan de dinero”. Es verdad. Pero hablar de dinero en Wisteria Lane sería un ultraje, algo pornográfico y fuera de lugar. Es el típico barrio residencial norteamericano, al más puro estilo de American Beauty, Blue Velvet o Pleasantville, donde el dinero parece algo tan profano, tan terrenal que no está hecho para estos aparentes remansos de paz.

Aquí os dejo un quiz para saber qué mujer desesperada sois. Espero que no os salga Gabrielle (como a mí) Sigh!

Asfixia vs Nana

Asfixia vs Nana El último duelo lo ganó Dita Von Teese con 5 votos contra 1 para Bettie. ¿Cómo se resolverá éste?

Dos libros irresistibles y mordaces de Chuck Palahniuk (un licenciado en periodismo que trabajó en una fábrica de contenedores, en una cadena de montaje y como mecánico, y ha acabado convirtiéndose en un bestseller de calidad).

Asfixia

“Las mismas leyes que nos mantienen a salvo nos condenan al aburrimiento” es una de las frases de este libro que enuncia una gran verdad. Algunos han definido este libro como una patada en la entrepierna para el hombre blanco de nuestra demacrada cultura occidental.
Asfixia narra la historia de Victor Mancini – un adicto al sexo que trabaja en un parque temático del siglo XVIII – , las rarezas de su madre inestable y la transformación de Denny – amigo y compañero de trabajo – .
Palahniuk no es políticamente correcto, es incómodo. Dibuja un vacío interior, y unos personajes nihilistas. En definitiva: unos antihéroes. Hombres y mujeres modernos que se convierten en residuos de una sociedad occidental “falsamente perfecta”.
“Nuestra burocracia y nuestras leyes han convertido el mundo en un campo de trabajos limpio y seguro”. ¿Qué salida le puede quedar al individuo? Buscar un vicio; una adicción. Leyendo a Palahniuk recuerdo una canción que dice: “There’s a hole in our soul that we fill with dope and we are feeling fine”. El mundo actual nos condena a una plena insatisfacción. Carecemos de aire fresco que haga funcionar nuestro cerebro, nuestra imaginación se ve asfixiada por la silicona de las casposas de la tele, cuanto más atrofiados estemos, menos peligrosos seremos.
¿Demasiado sexo en este libro? Puede ser, pero es un sexo hilarante. Debo confesar que no me excitaron las escenas aunque fueran explícitas. Por lo contrario, las encontré cómicas. A algunos les cansa tanto sexo. Es cierto que puede resultar repetitivo, pero no creo que sea un error. Justamente, es la vida de un adicto al sexo. Si no lo relatara, no tendríamos una visión completa del Victor y la descripción cojearía.
En definitiva, un relato que no deja indiferente y que muestra a inadaptados, a raros, a adictos y a gallinas deformadas.

Nana

Al principio, no conseguía engancharme. Pero a las pocas páginas, no pude parar hasta acabarlo. Hacía tiempo que no sentía la necesidad de acabar un libro rápidamente.
Sensacionalmente escrito y con una trama curiosa: un periodista (Carl Streator) descubre que una serie de muertes infantiles tienen una causa común. El motivo de las muertes es una mortal nana africana.
A partir del descubrimiento, comienza un peligroso juego: querer ser Dios. El poder de matar, la necesidad de autocontrol y la soledad son algunos de los temas que confluyen en 259 páginas.
Además de la trama inquietante, los personajes que acompañan al protagonista también son raritos: un ecologista extremadamente radical, una joven aficionada al esoterismo, una extraña agente inmobiliaria con ganas de obtener cuotas crecientes de poder. Estos tres personajes formarán una “nueva familiar nuclear, un grupo disfuncional hasta extremos aberrantes”:
Una vez más, el estilo es cortante: frases breves y pistas a lo largo del libro sobre los personajes. Un ritmo ágil, con idas y vueltas y alusiones que, al final, logran cuadrar el círculo.
A las 20.45 acabé de leer Nana. Estaba tumbada en la cama, pensando en qué toma Chuck para escribir así. ¿Cómo conseguir esa claridad de la estructura narrativa, cómo no perderse en la maraña interior de esos personajes? Sigo dándole vueltas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Dita vs Bettie

Hoy me ha dado por abrir una nueva sección y os preguntaréis: ¿por qué?

A) Puede ser que esto se deba a que estoy de prácticas en un sitio donde se vulnera mi capacidad creativa. Pero bueno, el periodismo es así y ya lo he asumido.

B) El calor ha causado estragos en mis neuronas

C) La programación en la tele es pésima.

Dicho esto, os propongo este duelo: Dita Von Teese vs Bettie Page.

¿Quiénes son? Pues Dita Von Tesse es la novia de Brian Warner (Marilyn Manson) y Bettie Page es la pin up más carismática de todos los tiempos.

Bettie Page

Mientras Dita es una neo pin-up, a Bettie ese fenómeno le explotó en la cara. Ella nunca se consideró un icono, por mucho que sus fotografías inspiraran muchos sueños húmedos de machos norteamericanos. Fue una mujer ambivalente: tímida pero desafiante, traviesa pero amable, simple pero exótica. A Bettie Page siempre se la vió como la “ girl next door”: una belleza que podría sentarse tranquilamente en tu cena de Nochebuena.
Nació en 1923 en Tenessee y tuvo una infancia complicada, marcada por las dificultades económicas de su familia. Trabajó desde joven para poder ayudar a su madre y hermanos. Se dedicó a diversas cosas, hasta que San Francisco le dio la primera oportunidad como modelo. A partir de ahí, empezaría su éxito y una vida sentimental tormentosa: coleccionó maridos y amantes.
Sus fotos más polémicas fueron las relacionadas con el “Bondage” (esclavitud). Irving Klaw y su hermana Paula la fotografiaron atada y amordazada. Bettie siempre aclaró – quizás por cuidar su imagen de pin up decente – que esas imágenes fueron tomadas para poder cobrar algún dinero. Refiriéndose a Paula Klaw, dijo: “Sólo Paula puede amordazarme. Las cuerdas nunca eran atadas demasiado fuerte. Ella es muy dulce y considerada”.
Su carrera concluyó hace años, pero sus profundos ojos azules, su piel pálida, su pelo intensamente negro la han convertido en una leyenda viviente. Puede ser que ahora Bettie esté viendo su película favorita: “Dark Victory”(1939) con Bette Davis.

Dita Von Teese

¿Quién es Dita? Además de la mujer que ha conseguido llevarse al huerto y hacer sentar la cabeza a Marilyn Manson, es una “international burlesque star”. Eso dice su web oficial.
Nació en Michigan y, desde joven, sintió una fascinación por el cine de los años 40 y por la estética retro. Esto la ha convertido, hoy por hoy, en imagen del “vintage glamour”.
El cine la marcó definitivamente y, en particular, todas las estrellas de la época dorada de Hoolywood: Rita Hayworth, Betty Grable…
Más tarde, su fascinación por la estética iría hacia la lencería del siglo XIX y, curiosamente, su primer trabajo fue a los 15 años en una boutique de lencería de lujo.
A los 18, empezó su fascinación por el fetichismo al ver imágenes “bondage” de la mítica Bettie Page. A partir de ahí, se dedicó a dejarse fotografiar imitando a la que, en poco tiempo, se convertiría en su modelo a seguir. Sin embargo, a pesar de la influencia de la Page, Dita es más traviesa y mucho más trasgresora que Bettie. Los tiempos han cambiado.
En la actualidad, Dita es portada de numerosas revistas, entre ellas Playboy con la que mantiene un suculento contrato, aparece en el videoclip de m-obscene de su noviete y realiza todo tipo de espectáculos. Siempre con glamour, siempre con refinamiento.
Dita es meticulosa y una coleccionista empedernida. Ahora, colecciona todo tipo de ropa que rememore la estética “art deco” y libros antiguos. ¡Se me olvidaba! Baila tango, y conduce un Chrysler del 39. ¡Un partidazo!

Ahora la pregunta: ¿con cuál de las dos os quedáis? La gracia de esta sección será que votéis a una de las dos.

Nota de la autora: lamento no poder colgar fotos, pero blogia (no sé porqué) no me deja
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres