Blogia
Soma

THE HIVES

THE HIVES

            El revival garage ha vuelto con el nuevo milenio. El panorama musical, siempre circular, retoma a grupos como The Clash, Los Ramones, Sex Pistols…

Un ejemplo de ello son “The Hives”. Se trata de un grupo sueco que, sinceramente, me parece que no han inventado nada nuevo. ¿Importa mucho? De momento, parece que no y les está yendo bastante bien. Quizás, uno de los tantos grupos que tiene un boom, pero que, con el tiempo, pocos acaben recordando.

            Su estética es un homenaje a los galanes Doo Wop de los cincuenta,  su música una mezcla de The Clash, Los Ramones, Stooges y MC5, y su cantante un imitador de la forma de moverse en el escenario de  Mick Jagger.

Sus conciertos son  espídicos, con canciones breves, riffs y muchas ganas de meterse al público en el bolsillo. Nicholaus Arson (guitarra), Vigilante Carlstroem  (guitarra), Dr. Matt Destruction (bajo), Chris Dangerous (batería) y Pelle Almqvist (cantante) consiguen que espectadores dudosos de su originalidad (como yo) acaben reconociendo su talento.

The Hives tienen un problema, o por lo menos,  para mí tienen un problema. En general, un grupo te gusta mucho, cuando te marca, cuando una canción hace que te sientas identificado, o si el cantante interpreta y siente lo que dice. Por lo menos, a mí me pasa.

            The Hives son el grupo del que dices:

“Sí, fui a un concierto y me lo pasé genial”.

“Cántame una canción” (te dice tu amigo que no los conoce)

 “Pues no sé… ahora me pillas”.

Con The Hives te mueves, te diviertes  en el concierto, pero no se te queda ni una maldita canción. Todas son iguales.  Puedes escuchar una, y ya te las sabes todas.

            A pesar de todo, un concierto de The Hives tiene tres  cosas fundamentales:

1-     El batería se luce con unos malabarismos con las baquetas alucinantes.

2-     El guitarra se tira todo el concierto mirándote con cara de psicópata diciéndote: “What do u want?!”

3-     El cantante, se te tira encima y te empieza a dar la mano y te empieza a hablar en un español macarrónico que te hace pensar: “¡Ay! ¡Qué rico y qué mono!”.

Y, por último, quizás, lo que me hace ser más benévola con ellos es su energía y los títulos de sus discos (originales hasta decir basta): “Barely legal” (junio, 1997), “Veni, vidi, vicious” (abril, 2000), “Tyrannosaurus Hives” (julio, 2004).

Para mí, “The Hives” son una especie de cirujanos postmodernos que intentan que los tejidos de grupos anteriores a los de ellos no se pudran. Que alcancen, en definitiva, la eterna juventud.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

elqdejamailfalso -

yo llegue aca buscando imagenes de los sex pistols en el google...devo estar en la pagina 10 masomenos...me llamo la atencion demaciado...la verdad que quiero aclarar que obiamente podria estar equivocado porque no ando en novedades y soy punk...(ojo punk=sex pistols no good charlotte...)me parece que es muy retrogrado comparar a los ramones,the clash SEX PISTOLS!con una banducha comercializada espero q no lleguen muy lejos porq solo confunden. (solo es una opinion)

Oli -

pues a mi me parecen la ostia

Bernardo -

Wow, con "Hate To Say I Told You So" quedé viendo monitos de colores como por 20 minutos...

mofet -

pues a mi me encantan, los vi en el festimad y me kede flipado.....y lo del guitarrista es verdad, puede ke tocara genial pero ponia nervioso!!
aun asi son los mejores!!!

Shinkiro -

A mí, me parecen unos flipados, sin más. Mejor dicho, APESTAN.

Noel -

"See Through Head" y "A Little More For a Little You" les garantizan la entrada en el Cielo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres