Blogia
Soma

Música

I must be emo

Lo siento. Voy a desertar en mi causa anti-emo kids. ¿Por qué? Los vi de cerca en el FIB, hablé con ellos en las angustiosas horas previas al concierto de Placebo y Depeche Mode. Son buena gente. Quizás, era porque eran de Almería y no se lo tenían tan creído como algunos niñatos de los que pululan por Gran Vía a las 4 de la mañana.

 Os dejo la letra de la canción anti-emo y el vídeo (http://www.youtube.com/watch?v=PSd8zgBlETQ&search=emo%20kids) a modo de despedida. Desde hoy, defiendo a los emo.

 


Dear Diary,
Mood: Apathetic
My life is spiraling downward. I couldn't get enough money to go to the Blood Red Romance and Suffocate Me Dry Concert. It sucks cause they play some of my favorite songs like 'Stab My Heart Because I Love You,' and 'Rip Apart My Soul,' and of course, 'Stabby Rip Stab Stab." and it doesn't help that I couldn't get my hair to do that flippy thing either, like that guy from that band could do, some days you know. . .

I'm an emo kid, non-conforming as can be
You'd be non-conforming to if u look just like me
I have paint on my nails and make-up on my face
I'm almost emo enough to start shaving my legs
'Cause I feel real deep when I'm dressing in drag
I call it freedom of expression most just call me a fag
'Cause their dudes look like chicks, their chicks look like dykes
'Cause emo is one step below transvestite

Stop my breathing and slit my throat
I must be emo
I don't jump around when I go to shows
I must be emo

I'm dark and sensitive with low self-esteem
The way I dress makes everyday feel like Hallowe'en
I have no real problems but I like to make believe
I stole my sister's mascara now I'm grounded for a week
Sulking and writing poetry are my hobbies
I can't get through a Hawthorne Heights album without sobbing
Girls keep breaking up with me, it's never any fun
They say they already have a pussy, they don't need another one

Stop my breathing and slit my throat
I must be emo
I don't jump around when I go to shows
I must be emo
Dye in my hair and polish on my toes
I must be emo
I play guitar and write suicide notes
I must be emo

My life is just a black abyss, you know, it's so dark. and it's suffocating me. grabbing a hold of me and tightening it's grip, tighter than a pair of my little sister's jeans . . . which look great on my by the way

When I get depressed I cut my wrists in every direction
Hearing songs about getting dumped give me an erection
I write in a live journal and wear thick rimmed glasses
I told my friends I bleed black and cry during classes
I'm just a bad, cheap imitation of Goth
You can read me "Catcher in the Rye," and watch me jack off
I wear skin tight clothes while hating my life
If I said I like girls I'd only be half right

I look like I'm dead and dress like a homo
I must be emo
Screw X-BOX I play old school Nintendo
I must be emo
I like to whine and hate my parental?s
I must be emo
Me and my friends all look like clones
I must be emo

My parents just don't get me you know. they think I'm gay just because they saw me kiss a guy. well, a couple of guys. but I mean, it's the 2000s. can't 2, or 4 dudes make-out with each other without being gay. I mean, chicks dig that kind of thing anyways. I don't know diary, sometimes I think you're the only one that gets me, you're my best friend. . . . I feel like tacos.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Brechtian Punk Cabaret

Brechtian Punk Cabaret

 

Brechtian Punk Cabaret es la etiqueta con la que se ha calificado a un dúo de Boston imperdible: Dresden dolls. Están a medio camino entre el  Kit Kat Club y una casa de muñecas, entre la devastación de los bombardeos en la ciudad alemana y los mimos a figuras de porcelana.

Brian Viglione (batería y guitarra) y Amanda Palmer (piano y voz) enganchan.El amigo que me prestó el cd me dijo: “Pero si han salido hasta en MTV…”. ¡Lástima que siempre que pongo el canal veo a Paris Hilton o a algún negro con cadenas cantando rap!

 

La dulce Amanda  ha trabajado en diferentes obras de teatro de vanguardia y, al igual que su compañero, ha hecho de mimo por las calles de Boston. Quizás, sea la expresividad necesaria para una buena actriz lo que hace que ella imprima en cada una de las canciones todos los matices inimaginables: desde  susurros, a gritos desesperados.

Para describir a Viglione, me quedo con esta idea leída en la Red: “La batería de Viglione es sofisticada aunque primitiva, y ofrece una suave cuna de ritmos a la vez que una cama de púas en la que Palmer recuesta sus letras, crudas y tragicómicas.” En definitiva, un rock desviado, apto para oídos exquisitos.


Para no perder un minuto más de vuestras vidas sin su música, pinchad aquí.

 

 

 

Rumorología grotesca

Rumorología grotesca Que Manson juega con sus fans es un hecho demostrado, pero que nosotros le seguimos el rollo, también. Por eso, hay un revuelo espectacular por los constantes rumores que circulan por algunas radios de Estados Unidos, y por los comentarios de los fans en Mansonusa. Y Mansonusa, además de ser la verdadera fuente de información sobre Marilyn, es también la que hace circular rumores fundados.

Según algunos, el 14 de febrero Manson podría sacar nuevo single y podría llamarse “Romantik  SS- LUT”. El título parece anunciar un “Golden Age of the grotesque II”. Es decir, una nueva decepción. Según uno de los foreros de Mansonusa, el single ya estaría a disposición de las radios de Estados Unidos para lanzarlo el día de San Valentín. La fiabilidad de este dato depende del grado de fanatismo de cada uno. Para mí, si circula algo por ahí, no es más que un fake. Sin embargo, la insistencia con el 14 de febrero, nos recuerda el último trabajo de su trilogía “Holy Wood”, y hace soñar con un álbum conceptual. Además, las actualizaciones de los dominios registrados por Manson con la Cruz de Lorraine (que representa las cinco llagas de Jesucristo) hace soñar a muchos con un retorno al Manson más oscuro. Tampoco hay que olvidar que Ginger Fish ha incluido en su web imágenes de manos heridas, que están en sintonía con las heridas de Manson en "Personal Jesus" y con el símbolo de su nueva era que anda rulando por ahí (un dibujo de Manson cutrísimo donde salen, efectivamente, heridas en las manos).

En las actualizaciones psicópatas de la web oficial, hace unos días, apareció un conejito en una jaula. Probablemente, en alusión a su film Phantasmagoria. De este proyecto, vamos conociendo nuevos datos. Si no hay cambios de última hora, Lily Cole interpretará a Alicia y Angelina Jolie a la Reina Roja. Por supuesto, el ego de Manson se verá satisfecho con el papel que él tendrá: además de guionista, autor de la banda sonora, personificará a Lewis Carroll (el autor del famoso relato de "Alicia en el país de las maravillas" y acusado de pedofilia).

Hoy, Manson está mendigando en Berlín los 4,2 millones de dólares que le faltan para acabar el proyecto. Por lo visto, Alain de la Mata – productor – no ha podido alcanzar la cifra. En realidad, nadie sabe cuánto ha invertido Manson, si es que lo ha hecho, en su película. Si la fortuna de Trent Reznor es de 40 millones de dólares – como bien apuntó un forero – la de Marilyn será infinitamente superior. ¿Manson no invierte porque no confía en su proyecto? Los últimos rumores, apuntan a que el debut del cantante como director estaría acabado a finales de septiembre de 2006, ya que se está trabajando en los detalles de vestuario ymaquillaje desde hace un año. A todo esto: ¿Es Manson tan infame para no darle ningún papel a su amiga Asia Argento? ¿Es mejor la inexpresiva Jolie?

God bless the "piratería"

God bless the "piratería"

¿Cuándo ha dado Franz Ferdinand el salto? ¿Cuándo se ha convertido en un fenómeno de masas? El 23 fui al concierto de Franz Ferdinand en el Rockódromo en la Casa de Campo. Demasiada gente para un grupo que apenas ha vendido 20.000 copias de su disco en España. ¿Qué ha pasado? Creo que la piratería, el boca a boca, el FIB, el Primavera Sound, NME y las revistas de tendencias han conseguido algo importante: difundir buena música que antes no llegaba a todos. Ahora, quien no tiene a los FF en casa, es porque no quiere.

Los de Glasgow han pegado el salto. Noel (el de Oasis, no éste) llamó: “basura indie” a Franz Ferdinand. ¿Envidia? Quizás. Con dos discos, los Ferdinand – cuyo nombre viene del archiduque Franz Ferdinand de Hasburgo– han conseguido lo que poco grupos consiguen: congregar a tanta gente: pijos progres, modernos, quinceañeras, gafapasta, muchos conocidos del Nasti y la Vía, cocaínomanosMando Diao, por ejemplo, ¿llenaría el Rockódromo?

El concierto superó mis expectativas. Amigos italianos que fueron a verles, salieron decepcionados. Antes de ir al concierto, estuvimos escuchando un directo y todos tuvimos una sensación de: “¡Oh Dios! ¡Que me devuelvan el dinero o mato!”. Por suerte, aunque el sonido no fue excelente, Kapranos y compañía lo dieron todo. En veinte minutos, casi se habían ventilado todo su repertorio. Ése fue el motivo de un breve parón de cinco minutos que permitió reponer fuerzas a todos los sudorosos asistentes. ¡Puaj!

El final fue apoteósico. El cantante de The Rakes con su baile extraño, un tío con un calzoncillo rojo que ponía Franz Ferdinand y un gorrito de Papa Noel y los demás integrantes de The Rakes se unieron a una fiesta de la que ya todos formábamos parte.

Ahora, me pregunto: ¿para cuándo un lleno en el Calderón como los Rolling?

THE HIVES

THE HIVES

            El revival garage ha vuelto con el nuevo milenio. El panorama musical, siempre circular, retoma a grupos como The Clash, Los Ramones, Sex Pistols…

Un ejemplo de ello son “The Hives”. Se trata de un grupo sueco que, sinceramente, me parece que no han inventado nada nuevo. ¿Importa mucho? De momento, parece que no y les está yendo bastante bien. Quizás, uno de los tantos grupos que tiene un boom, pero que, con el tiempo, pocos acaben recordando.

            Su estética es un homenaje a los galanes Doo Wop de los cincuenta,  su música una mezcla de The Clash, Los Ramones, Stooges y MC5, y su cantante un imitador de la forma de moverse en el escenario de  Mick Jagger.

Sus conciertos son  espídicos, con canciones breves, riffs y muchas ganas de meterse al público en el bolsillo. Nicholaus Arson (guitarra), Vigilante Carlstroem  (guitarra), Dr. Matt Destruction (bajo), Chris Dangerous (batería) y Pelle Almqvist (cantante) consiguen que espectadores dudosos de su originalidad (como yo) acaben reconociendo su talento.

The Hives tienen un problema, o por lo menos,  para mí tienen un problema. En general, un grupo te gusta mucho, cuando te marca, cuando una canción hace que te sientas identificado, o si el cantante interpreta y siente lo que dice. Por lo menos, a mí me pasa.

            The Hives son el grupo del que dices:

“Sí, fui a un concierto y me lo pasé genial”.

“Cántame una canción” (te dice tu amigo que no los conoce)

 “Pues no sé… ahora me pillas”.

Con The Hives te mueves, te diviertes  en el concierto, pero no se te queda ni una maldita canción. Todas son iguales.  Puedes escuchar una, y ya te las sabes todas.

            A pesar de todo, un concierto de The Hives tiene tres  cosas fundamentales:

1-     El batería se luce con unos malabarismos con las baquetas alucinantes.

2-     El guitarra se tira todo el concierto mirándote con cara de psicópata diciéndote: “What do u want?!”

3-     El cantante, se te tira encima y te empieza a dar la mano y te empieza a hablar en un español macarrónico que te hace pensar: “¡Ay! ¡Qué rico y qué mono!”.

Y, por último, quizás, lo que me hace ser más benévola con ellos es su energía y los títulos de sus discos (originales hasta decir basta): “Barely legal” (junio, 1997), “Veni, vidi, vicious” (abril, 2000), “Tyrannosaurus Hives” (julio, 2004).

Para mí, “The Hives” son una especie de cirujanos postmodernos que intentan que los tejidos de grupos anteriores a los de ellos no se pudran. Que alcancen, en definitiva, la eterna juventud.

Maxïmo Park minimiza resultados

Maxïmo Park minimiza resultados

Ésa es la conclusión a la que llegué después del concierto de Maxïmo Park este sábado. El razonamiento de este grupo parece ser: "Hagamos lo justito, que ahora lo que se lleva es esto". No sé si deciros si recomiendo o no a este grupo, pero su último disco   “A certain trigger” me gusta para matar las horas muertas del sábado por la tarde.  

¿Razones por las que pueden gustar? Quizás, su parentesco musical. Son hermanos musicales de Franz Ferdinand, primos de The futureheads y nietos de The Smiths. Lo bueno es que resultan más emotivos que los Ferdinand – cuyo segundo disco está bien, pero no ha logrado cubrir mis expectativas –, mucho más elegantes que The Futureheads y más creíbles que Bloc Party.

Por eso, salen ganando. Se unen, así, a la interminable lista de grupos pertenecientes a la brit new wave.

 No es un grupo con una verdadera propuesta, tampoco son guapos, su estética no llama particularmente la atención, y no hacen ninguna burrada en el escenario, pero tienen un ego de estrellas: lo tienen por las nubes. Su vocalista dijo “No nos sorprende que vayamos a conquistar el mundo con nuestra música”. Esto lo puede decir Liam o Noel porque son unas star, o lo puede decir Alison Goldfrapp que me parece brillante, lo puede decir Madonna, pero ellos, no.

            Maximo Park puede que acaben engullidos por un agujero negro y caigan en el olvido con otros grupetes de este estilo. No creo que sean los herederos de Oasis como decían algunos fans el sábado. De momento, es un placer escucharlos en casa.

John Lowery drives me crazy

John Lowery drives me crazy Por fin “Songs for sanity” – disco en solitario de John Lowery – sale a la venta. Ya no habrá que conformarse con escuchar algunas demos en su web
Tras abandonar en abril de 2004 la comparsa en la que se ha convertido Marilyn Manson, John Lowery optó por demostrar que más vale solo que mal acompañado. El escueto comunicado de la web oficial (“The band has decided to part ways with guitarist John 5 as recording sessions for the next album begin”) dio a entender que la ruptura no fue del todo amistosa. De hecho, el guitarrista no sabía que se había decidido prescindir de él. Por lo visto, los numerosos proyectos y colaboraciones que John tenía planeados no gustaban demasiado al líder del grupo.
El disco es buenísimo: desde la portada (donde vemos a un John 5 que levita sobre dos guitarras) hasta la última canción. Es cierto que “Songs for sanity” no tiene la intriga típica de un debut, pero sí supone una prueba de fuego para este guitarrista. Tras el éxito de “Vertigo”, la música malhumorada, misteriosa, oscura e industrial de “Songs for sanity” supone una consolidación de su carrera en solitario.
A pesar de las palabras de agradecimiento de John hacia su época mansonita y reconocer el respeto que le suscita los fans del grupo, muchos seguidores le han criticado por continuar con la estética de Manson alegando que, si no lo hiciera, nadie le reconocería. Pues bien, a estas críticas envenenadas se puede contestar varias cosas. En primer lugar, que, sin John 5, unas 24 canciones de Manson no existirían y, en segundo lugar, que quizás al que ya nadie reconoce es a Manson: sin ruedas de prensa, sin entrevistas y sin mensaje. Ahora, se ha convertido en el perro del hortelano. Ni come, ni deja comer.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

SONORAMA (SECONDa parte)

La historia del grupo “Second” es una historia de desarraigo. Me explico. En el autobús de ida, nos preguntábamos: “¿De dónde sale Second?.. Anda que ya nos vale… No sabemos ni siquiera de dónde son. ¿Pero cantan en inglés? Uy… ¡qué ricos los Maltesers!”. Han triunfado en concursos internacionales, y han estado esperando por un largo tiempo la posibilidad de demostrar todo lo que valen. Creo que en el Sonorama tuvieron una muy buena ocasión para darse a conocer. Fueron generosos con el público, y acertados con la elección de las canciones.
Second cerraron el escenario del Sonorama, a las 5 de la mañana. Mucha gente se había retirado ya, por frío, o por sueño. Quedaban sólo los fiesteros que aguardaban la sesión de música electrónica, algún vagabundo que se había colado, algún que otro bakala cuya aparición sigo sin explicarme, Edurne, y los que no teníamos donde dormir. El panorama era de un apalancamiento total, sobretodo al no saber quiénes eran los “Second”. No eran unos segundones. Muy seguros de sí mismos, creo que acabaron haciendo sombra – para mi gusto – a Los Planetas (un desastre) o Mercromina (muy entrañables, pero no lograron encenderme).
Second acabó convirtiéndose en la sorpresa del festival para los ignorantes que no los conocíamos. Con la excepción de algunos murcianos y algún experto, el resto no tenía ni idea de que este grupo había ganado, en Londres, el “Global Battle of the Bands”, y el BOB Award (el premio al mejor grupo europeo).
Si la escasa documentación no falla, tienen tres discos: “Private life” (2000), “Pose” (2003) y “Segunda vez” (2004). Pero, discografía a un lado, su historia recuerda a la experiencia de Deluxe. Esta vez, es un gallego el que canta en inglés y al que le va mejor fuera, que dentro de su país. Por suerte, Deluxe ya es bastante conocido en España y se lo debe en parte a una intensa campaña de promoción, y a haber cantado en español. Hoy por hoy, en Second están seguros de lo que hacen, pero reconocen que Inglaterra les ofrece más posibilidades de proyección.
¿Sus influencias? El siempre presente David Bowie, los incombustibles The Cure y los palpitantes The Smiths. Según Frutos (el vocalista), ésas han sido sus influencias. Las han sabido aprovechar bien, han puesto unos cimientos musicalmente sólidos, y al escenario van con lo que hay que ir: ganas. A ver si LOS PLANETAStoman nota.
Por si no fuera suficiente su talento, en el escenario, son tremendamente seductores, sobretodo Frutos (al que veo como una mezcla de Jagger y Tarantino) y Jorge Guirao (guitarrista). ¡Qué lástima que en el viaje de vuelta en el bus, sólo viajara con nosotros el bajo!

SONORAMA (Iº)

SONORAMA (Iº) “¿El Sonorama? Es un FIB para pobres”. Así definió un amigo este festival de música y cine que se celebra en Aranda del Duero (Burgos). Es un festival que, tras muchos esfuerzos, ha logrado cumplir su octava edición. Art de Troya (la asociación cultural compuesta por poco más de un centenar de personas) consiguió el año pasado traer a grupos como Fangoria, Sexy Sadie y Sidonie. Este año era difícil mantener el tipo, pero lo han conseguido. Tanto el cartel del viernes como el del sábado tenían atractivo. El viernes, Molotov, !!!, Cycle, Ocean Colour Scene, Australian Blonde, entre otros, y el sábado Maga, Jet Lag, Iván Ferreiro, Los Planetas, Second, Astrud y MOGWAI! Todo esto condimentado con una carpa de música electrónica bastante agradable y calentita, que fue la solución habitacional que encontramos hasta que un señor calvo se dignó a abrir la estación de autobuses.
Pude ir sólo el sábado. Si hubiese ido los dos días, hubiese muerto congelada en ese arenal donde se hacían los conciertos. Eso sí, como la gente no brinca en exceso, no llené mis pulmones de arena como en el Festimad. Os cuento un poco el que fue, para mí, uno de los mejores conciertos: el de MOGWAI.

Una señora mayor, con pendientes de perlas y pederasta (iba con un jovenzuelo inglés de unos 20 años), que se afanaba en explicar lo que era una “chinita” en un inglés poco digno de Cambridge, nos dijo que eran escoceses. Y la señora no nos mintió, eso sí, creo que el guiri no se enteró de lo de la chinita.
Mogwai es un grupo compuesto por cinco chicos de Glasgow, fanáticos del Celtic, que tuvieron que ver cómo el público del Sonorama se mostraba bastante frío y apático. Se escuchaban comentarios como “¿Estos tíos cantan?” o, el más doloroso para mí, “¡Menudo cáncer de música!”. A ver, señores, Mogwai es un grupo instrumental. La primera vez que les escuché estuve un minuto esperando a que cantaran algo, hasta que comprendí que no había letras. Temía que en directo pudiesen resultar aburridos, pero no fue así, y eso que el sonido, para mi gusto, no era de lo mejor. De todas formas, demostraron que es un grupo bien calibrado, refinado y cristalino.
Un crítico musical supo definir muy bien a este grupo escocés: “Mogwai parece que te está acariciando y de repente te pega un puñetazo”. Se suceden cambios en la melodía, y momentos llenos de energía interpretados con contundencia.
Un estilo manierista que, al decir la verdad, repite ciertos clichés para resolver las canciones. Me temo que eso, hoy, aunque sea injusto, el panorama musical no lo perdona. A ciertos grupos se les exige una experimentación permanente. ¿Se podría presagiar una implosión musical de los conceptuales Mogwai? Tras 10 años, me parece difícil. Pero su evolución podrá resultar igual de imprevisible que sus canciones.

Horripilation

Horripilation Marilyn Manson es cantante, pintor, actor, icono provocador, protagonista de sueños húmedos de muchas mujeres, y ahora, “director de cine”. Lo mejor es que no sólo dirigirá cuatro cortos, sino que además será el precursor de un nuevo género cinematográfico: “horripilation”. El nombre no es casual. Aquí tenéis una explicación de la etimología, hecha por el propio Manson:

And he's invented a new genre for his new breed of art: "horripilation." "It's horrifying, and it's depilatory," he explains. "It will horrify the hair off of your legs."
(En una entrevista a Austin Scaggs en la Rolling Stone)

El nuevo proyecto del cantante se titulará: “Phantasmagoria: Visions of Lewis Carrol” y consiste en cuatro cortos y un largometraje que podremos disfrutar este invierno. En teoría, deberíamos poder visionar este homenaje a “Alicia en el país de las maravillas” en su official website. Probablemente, no será así y Manson acabará sacando algunas de esas joyitas con libretos espectaculares y extrañas imágenes, donde podamos ver los cortos y el largometraje. El precio, tal y como está Manson últimamente, puede ser excesivo.
A pesar de todo, Marilyn está en un punto de inflexión en su carrera. Seguramente, tras leer las amenazas de muerte que dejamos en su web por si volvía a sacar un disco tan traidor como “The Golden Age of The Grotesque”, se está replanteando las cosas.
Defraudado por la industria discográfica, y por el arte visto como mero producto (cielo, con eso le has pagado el anillo a Dita valorado en 1.5 millones de dólares), Manson quiere disfrutar con “el arte por el arte”.
Por eso, ha llegado el momento que cumpla sus sueños: publicar todo lo que ha escrito en este tiempo, inaugurar su galería de arte en Los Angeles, publicar un libro con imágenes de sus cuadros, y convertir la bodega de su mansión en una “guarida de opio” (esto lo ha dicho textualmente). El opio lo fumará mientras beba absenta. Recordad: ¡Manson no bebe vino! Eso es de cutres.
Mientras vemos si todo esto se concreta, y no es uno de los ramalazos que le dan, podemos esperar el estreno de "Rise" (firme candidata a los Razzie). Allí actúa junto a Lucy Liu en una peli de vampiros. Y ¡oh sorpresa! Manson interpreta a un camarero hortera.

Recojo el testigo...

Recojo el testigo de Delirante que me ha salvado de tener que escribir mucho en el post de hoy. De todas formas, la necesidad de ser sintética musicalmente se ma hecho muy difícil.

1. Tamaño total de los archivos de música en mi ordenador: ummmmm poquisimos. Fuera d broma… tengo todo en cds, no m fío d la música pasada por Internet. Son maquetas de amigos y poco más.

2. Último disco que me compré: Lest we forget de Manson en septiembre de este año.

3. Canción que estoy escuchando ahora: Cigaro de System of a Down de su último disco “Mesmerize” (estoy reviviendo momentos festivaleros)

4. Cinco canciones que escucho un montón o que tienen algún significado para mí:
Bueno, creo que es casi imposible pero lo intentaré:
1. “Tarde gris” (tango interpretado por Carlos Montero)… Creo que lo estaba pasando tan mal cuando la escuchaba, que no la he vuelto a escuchar.
2. “Minute of decay” de Marilyn Manson. Hubo un día que escuché sólo esa canción. Sin lugar a duda, la mejor canción de este icono.
3. “Wonderwall” de Oasis (aunque digan que el Brit Pop ha muerto, no puedo renunciar a esta canción”
4. “Respect” de la incombustible Aretha Franklin
5. “Hymni nocturnales” de Qntal. (Suena muy freak, pero es que son geniales).

5. Cinco personas que tendrán que recoger el testigo y poner el mismo post: las que no estén de exámenes ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Las ultrasónicas

El otro día leí cómo había cambiado el papel de la mujer en la música. En un principio, y casi por sistema, suelo desechar ese tipo de comentarios sobre la brillante y triunfal mejora de la situación femenina. Y este rechazo se debe a que no sé que tenemos que celebrar las mujeres cuando todavía parece que la incorporación de la mujer ha sido causa de la disgregación de las familias. Al respecto, léanse algunos artículos de Verdú (de EL PAÍS) o de Fukuyama (neoconservador atemorizante).
La cuestión es que el artículo hablaba sobre cómo las mujeres han pasado de ser musas para los autores de canciones a músicas, propiamente dichas. Yo añadiría que, además de eso, las mujeres compositoras han optado por transgredir de tal manera que cantan cosas que ya no son lo políticamente correcto. En esa línea, están Las ultrasónicas: último descubrimiento musical que he hecho a principios de abril. Le había dicho a un amigo que mi próximo post musical no sería de “música chicle” y creo que lo he conseguido.
El primer disco que he tenido de las Ultrasónicas es: “Yo fui una adolescente terrosatánica”. ¿Y ahora, ya mujeres, en qué se han convertido? Pues… no lo sé… habría que preguntárselo a ellas.
Son un grupo mexicano de punk garajero con letras insolentes como “Vente en mi boca” (en español: “córrete en mi boca”) o “Yo solamente quiero ser tu perra” (en este caso, las traducciones son innecesarias). Habría gente que diría que es música retrógrada. Esa es una discusión difícil. No se si es regresión que mujeres canten estas letras; creo que el objetivo de este grupo no es denigrar a la mujer. Por el contrario, creo que muestra a mujeres que deciden por sí mismas, y que si quieren sacar pasta a un tío y convertirse en su perra, lo hacen porque quieren. Creo que eso les da mucho más miedo a los machistas de lo que podría parecer en un cierto momento. Son mujeres que toman la iniciativa. Hay q decir una cosa a Britney: sayonara, baby!

Todos a sangrar...

Si escuchas el tema más popular de Sara da pin up, puedes estar toda una noche cantando cosas como ésta: “Muérdeme en la yugular, esto es una fiesta, todo el mundo a sangrar”. No te extrañes si te pasa, porque su canción es tan pegadiza como “Estropea tu televisor”. De todas formas, esta chica no deja indiferente. Debo reconocer que cuando escuché su canción, me encantó – a pesar de que pueda ser un poco comercial dentro de lo que es esa contracultura de la electrónica que es el synthcore – pero cuando vi su actuación en “La hora wiki” me defraudó muchísimo. Muchos enteradillos la critican por aparecer en ese pseudo-programa de tendencias. Vale, el programa no es muy bueno, y puede que salir en la Hora Wiki te quite todo el glamour que te da un nombre tan “cool” como Sara da pin up, pero ¿y qué?
Quizás la chica se asustó al escuchar a esos dos presentadores que padecen una diarrea mental crónica, y por eso su actuación no fue estelar. Seguro que hay motivos de peso para una actuación tan “sosa”.
La primera vez que la escuché no supe clasificarla; opté por decir que era un “electro-pop raro”. Ahora que he leído algunas reseñas sobre ella, dicen que es electro-rap-punk. Sin pasarnos demasiado, se puede decir que es una mezcla rara de house, rave, pop, pero el resultado es bastante bueno, sobretodo para noches de fiesta.
Si te gusta Sara da pin up, es altamente recomendable el disco Calambre vol.4 y este artículo
Por cierto, por mucho que algunos digan, no es una canción de colocados del Coppelia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres