Blogia
Soma

¡Yo quiero ser trepa!

¡Yo quiero ser trepa! ¡Yo quiero ser trepa!

Es una declaración de intenciones. Sí una de esas que uno hace en el verano para el curso que viene.
La Facultad de Periodismo no me ha enseñado a escribir (eso lo aprendí en el Liceo Italiano y leyendo), ni ética (la que tenía me la dieron mis padres y amigos), ni AVID, ni nada de nada. Sólo he aprendido a escribir guiones, a improvisar delante de las cámaras con las mejores de mis sonrisas, y que cualquiera puede ser profesor en mi facultad (con la rara excepción de Juan Francisco Fuentes y Najib Abu Warda).
El motivo de este post son 5 horas de reclamación con la profesora de “Fundamentos de las Relaciones Públicas” que consideró que yo favorecí su linchamiento público. Según ella, el motivo está claro (?) ya que firmé (como todos, incluidos los trepas) una hoja para dejar constancia de que ella no había aparecido para hacernos el examen.
Lo bueno es que tras discutir con ella, con Ubaldo Cuesta (un señor majo que luego nos vendió como carne fresca) nos propuso hacer un examen para subir nota y no quedarnos con el “aprobado general”. Perfecto.
¿Cuál es mi sorpresa?
Ver que los que tienen notable y sobresaliente son, casualmente, los que escribieron en el examen un: “Querida profesora lamentamos lo sucedido”. ¿Será casualidad? ¿La misma casualidad por la cual el hijo del catedrático no ha aparecido un día por clase, y se ha llevado el mismo sueldo que la otra profesora? Sí.Todos son de la misma calaña.
Sí, es absurdo. Lo más absurdo son las cinco horas de reclamación. ¿Perdí cinco horas de mi vida con una profesora en un despacho? Sí. Y lo peor de todo es que me reconoció que no fue objetiva al corregirme. Me dijo: “Soy humana”. Léase: “Soy una persona carente de objetividad, y te pienso joder todo lo que pueda”.
Lo mejor es cuando sabes quiénes han escrito la notita: los que te han pedido apuntes, con los que has estudiado en la biblioteca, los que más se exasperaban y protestaban, los que traían el examen hecho para dar el cambiazo, los que tienen enchufe garantizado, los que no se avergüenzan al mirarte a la cara criticando a las de primera fila - que, para mi sorpresa, no escribieron nada y se quedaron con su aprobado -, los que critican a los que aprueban estudiando poco…
En definitiva, los triunfadores del mañana.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Sunes -

... En políticas? Ahí pasa de todo y más (¡Qué pena que el turno de tarde no me deje apreciar el trepismo en todo su esplendor!)

Helen -

Eso en políticas no pasa no? (...)

Nätxo -

Pues precisamente porq te conozco desde hace siglos vale aún más....
Ahora no irás a discriminarme por ser una planta!!! porq si hago lo mismo con lo q eres tu, me sale....ehh...una porno-modelo con bikini rojo!!! ( y esas no son de fiar :P)

la niña de la pegatina -

Uy en mi carrera eso abunda. De todas formas, yo confío que me enchufe mi padre. Así me libro del peloteo

Sunes -

El comentario de Nätxo no vale... Nos conocemos hace siglos, y desde que ha descubierto que es una planta está muy mimoso. ;-)

delirante -

eso es lo mejor. encontrarte con gente como ella con la que sabes que puedes bajar la guardia. es el único modo en que puedes sentirte agusto haciendo lo que de verdad te motiva.

Nätxo -

El trepa nace o se hace?

Tu no podrias marisunes...y eso hace q quienes te conozcan esten orgullosos...

warsaw_79 -

A ver si os vais a pensar que el 'lameculoismo' es cosa de la rama del periodismo, jeje
: )
Yo estoy estudiando arquitectura y a veces alucino con la gente que se pone a mirar las notas, te mira y te dice: "pues yo he estudiado más que 'x' y tiene más nota que yo" o cuando echas una mano a algún compañero y luego en lugar de al menos agradecerte que le hayas echado un cable te diga: "pues yo solo lo habría hecho también"
Y lo que más me duele es que cuando se hace un escrito sobre la incompetencia de algún profesor, o alguna queja contra la universidad, todos vuelan para no firmarlo, Pero siempre hay gente decente que asume sus ideas y las lleva a cabo a pesar de los palos que ésto suponga.
Un besazo para todos y todas!!!

Sunes -

En periodismo, no hay alumnos universitarios (que "vivan" sus vocaciones) sino una especie de "scaldabanchi" (en italiano se dice así). "Scaldabanchi" son aquellos alumnos que se sientan, escuchan lo que vomitan sus profesores sin ningún espíritu crítico. No se plantean preguntas, ni reflexionan. Muy, muy mal.

Señor Toldo -

Sensacional, me ha encantado este post. Resume muy bien muchas situaciones y sentimientos que he sufrido este curso. He experimentado lo que es sentir asco y náuseas en directo ante el comportamiento de ciertas compañeras... Lo que no me quiero imaginar es cuando llegue el día en que sean mis jefas :s

Shinkiro -

Eso de los trepas en periodismo no debe ser una leyenda urbana, cuando todos me contáis lo mismo. Yo, de momento, me conformo con que mi carrera no permite ese tipo de estratagemas. Totalmente con PAPA OSO, falta honor en el periodismo. Ojalá hubiera más mentes críticas.

papa oso -

Sunes... mas vale tarde que nunca.
Yo me entere tarde (cuando llevaba 9 años en la universidad: carrera mas doctorado)... en la universidad solo hay ineptos e incompetentes que estan donde estan por que chuparon mas de un culo y aguantaron todos los chaparrones.
En consecuencia... solo "les gustan" aquellos que son como ellos (lameculos), supongo que sera por lo de "dios los cria y ellos se juntan".

Nada... paciencia y HONOR.

Pd.
Lo de HONOR va con DIRECTA pues me temo que en el periodismo falta mucho HONOR y sobra mucho "ande-yo-caliente".
Por desgracia creo que me quedo corto si digo que el 90% de los periodistas en activo se limitan a ser REDACTORES que redactan con sus propias palabras los teletipos que reciben... sin molestarse en dudar o en contrastar.
En el periodismo actual hace falta mucha OBJECION DE CONCIENCIA.

delirante -

Qué bueno! Cuanta razón tienes... aquellos que nos pisotean -disimuladamente- son los que más alto van a llegar en la vida. Ya van tres años en la dichosa facultad y en todos y cada uno de ellos he tenido mi dosis de 'trepismo'. La primera hostia duele, pero luego, además de aprender a esquivarlas, te acabas haciendo a ellas. A ver, sunes, si el curso que viene tenemos la suerte de compartir grupo y hacemos nuestras quinielas de quien nos la jugará :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres